martes, 13 de mayo de 2008

La Enfermedad


Cuando la enfermedad te condiciona hay que saber buscar respiro, respiro para poder tomar aire henchir los pulmones y continuar en la brecha, poder acompañar y animar, dar alas para ayudar a sobrevivir sin engañar poniendo los pies en la tierra, viviendo y disfrutando la oportunidad de una risa, un color, un paisaje que guardar en la retina que ayude a superar el horror de instantáneas sin cámara que encuentro en los espacios oncológicos. Aprender a medir el tiempo de la despedida con pautas de satisfacción que te renueven en el ánimo para poder estar y no hundirte en la angustia de esta puta vida. Lo repito, nadie nos enseña a superar la enfermedad y la muerte, es un proceso individual duro y cada experiencia de muerte cercana es peor, es acumulativa, sé de que hablo, hace seis años pase por ello, y creo que estoy con menos fuerzas y más miedo que entonces, una muerte desgraciadamente no enseña a superar otra. Tengo que buscar recursos para animarme, y sobre todo para poder ayudar.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustaría tener palabras para ti, pero me has dejado sin ellas,

Donce dijo...

Mojadopapel, no te conozco de nada pero no hay más que ver este blog para saber que eres buena gente, cariñosa, sensible y una tía elegante.
Qué te puedo decir? (ni siquiera sé si debería decir algo), pero sí, que es un putadón, y si lo que te apetece es llorar pues llora, patalea, grita, desahógate, pero después (aunque es muy fácil decirlo) sécate los mocos y ponte a luchar o ayudar en esa lucha (es que no tengo muy claro si eres tú o es alguien cercano). Desde aquí te mandamos muuuuuuuuuuuuuucha fuerza!!!!!!!! (a que sí anónimo?!)
Yo no soy la alegría de la huerta, la verdad, pero si estuvieses en Madrid te invitaría a un cafelito de esos de taza grande.
Muchos besitos sinceros.
Dnc

mojadopapel dijo...

No soy yo es mi hermano, hace seis años mi marido, esta puta enfermedad nos puede llevar a cualquiera Donce, lo sabes bien, lo único que he sacado claro de ella es aprender a pensar en positivo y vivir la vida al minuto, que digo al minuto! al segundo, un segundo bien disfrutado vale media vida.
Gracias por tus palabras, no esperaba menos de ti, ya te voy conociendo y sabia que me ibas a animar.Besazos a ti y a anónimo. Muuac.