viernes, 25 de julio de 2008

Saldo cero



Y acá estoy, con la letra firme y los dedos armados para desarmar ésta historia. Guerra infinita, ínfima, incoherente. Con las manos llenas de mis ganas de abrazarte. Te abrazo, a la distancia por última vez.
Hay gente que cree en la vida, "despues de la muerte", algunos creen en la reencarnacion del alma.
¿Qué necesidad de trascendencia hay en tu cabeza?. ¿Qué necesidad de equilibrio desequilibra tu corazón?. Sellado a fuego, el pacto de silencio con tus ojos, que ya no ven. ¿Qué carencia de besos te enseñaron a olvidar?´. ¿Por qué aprendiste a no dejarte acariciar? A resignarte, a no encontrarte, perdida entre las ganas y la falta de confianza, de motivos. ¿Cuántos días perdieron tus pies, sin caminar "tu" camino, y siguiendo uno ajeno?.
Hoy aprendí a ganarme un lugar en el mundo. Hoy aprendí que las palabras bien dichas, no pueden hacer daño si uno esta dispuesto a escuchar, y a escucharse. Aprendí que tengo derecho a ser feliz, que tengo ganas de abrir los ojos y ver lo que hice para aprender a vivir.
Pero no me pidas, que no me duela. Porque buscarte y encontrar en tu lugar, el fantasma que habita tus ojos, me hace daño.
No te quiero porque soy buena. No te quiero porque soy mala. Te quiero porque me conviene quererte. Porque siempre te voy a querer, aunque nunca lo veas, aunque no lo necesites, aunque no aceptes mi amor. Te quiero porque no elijo mentirme, y eso sí me conviene.
Voy a seguir intentando ser feliz, porque siendo feliz, desde adentro, con el corazón limpio, voy a hacer que todos los que me quieren esten felices también. A viva voz. Voy a alcanzar todo eso que me dijeron que existía para mi. Porque hoy aprendí que uno es artífice de sus sueños, pero tambien de sus realidades. Nadie va a soñar por mí, no lo voy a permitir. Nadie va a decirme hasta donde puedo, porque eso depende de mí, y me lo gané con esfuerzo, con valentía.
Para mi el equilibrio no existe, el equilibrio solo es posible, donde el deseo no habita y desaparece. El equilibrio existe solo en la muerte. Ahí donde no hay nada más, que perder, que ganar, que llorar, ni celebrar. NO quiero ser equilibrada. Prefiero ser efervescente, para no olvidarme de sentir. Quiero aprender a nacer todos los dias, a elegir mi camino, sin temor a perderme, ni a dejar a nadie en el recorrido. Porque todos los que quiero caminan conmigo, porque aprendimos a elegirnos.
NO puedo cambiar, y dicen que querer es poder. Soy cabezadura / corazón blando, y así me acepto. Se que no soy nada para "muchos", pero soy todo al menos para "uno", y en mi balance es un buen promedio.
Porque aprendí a aceptar, para poder dar. Aceptarse puede ser el punto de partida. Pararse firme, reconocerse en el "otro" y empezar a caminar sin temor a caer, dejarse invadir sin miedo por las emociones es el recorrido, y ser feliz será mi meta. Eso es lo bueno de necesitar a otro. A otro que apuntale, que apoye, que abra dudas, que cierre temores, pero nunca puertas. No busco tu atención, si eso es algo peyorativo. O sí, porque en el mundo de los vivos, el lenguaje sirve para llamar la atención del otro, y tambien para comunicar. "Toda demanda es demanda de amor", ojalá algún día logres entender eso.
¿Y que hay de tu amor? ¿Por qué lo veo tan cercenado, tan mezquino, tan desconfiado?. Yo no creo que no haya nada para dar. Me voy creyendo que hay tanto que te asusta; tanto que no sabes dónde depositarlo. Empezá por vos. No es dificil abrirse, lo dificil es saber discernir ante quien.
El dolor es una señal de que hay vida, de que hay esperanzas. El miedo al llanto, al ahogo, es lo que nos lleva a escondernos en esa caparazón de orgullo inútil. El equilibrio solo se alcanza con la muerte, por eso elegi ser una desequilibrada hasta el el día que me toque descubrir si es que hay otra vida. Pero para ese entonces, espero haber hecho todo lo que sentí, para no necesitar reencarnar mi alma.
La gente que cree en la vida, "después de la muerte", no sabe lo que se pierde, porque le llevó toda una vida empezar a creer. Los que creen en la reencarnación del alma, son fantasma que habitan cuerpos ajenos, y cargan con karmas de vidas anteriores, y no hay peor karma que creerse acreedor de un karma futuro.
Hoy aprendí que no hace falta morirse para volver a nacer...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

JOOOOOOOOOOOODERRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR

nuria dijo...

escribes todos mis pensamientos...reflejas todos mis sentimientos...y , no eres yo.
No sé si me conforta o me inquieta...