martes, 30 de diciembre de 2008

Deshacer y rehacer sus trenzas


Existo en tu cabello
y me deshago en él como incendiado.

Tiene entonces sentido la batalla,
tiene sentido el vivo azul Chagall
que cruza el ojo,
las doce en el reloj,
la música, el ocaso...

¡El ocaso!

Quiero hablarte de todo el tiempo,
de las horas anudado a tu nuca
con las manos trenzadas,
del terror que los días
supuraban en mis ojos de espejo.
Quiero hablarte del vello
que erizabas mirándolo,
de los hijos perdidos
ahogados en las sábanas
que no sabían nadar.
Quiero hablarte del raro sinsentido
que es amarte hasta desamarte.

También te odié,
y eso es amor.

4 comentarios:

femme d chocolat dijo...

Jo, qué hermoso poema...Debe ser bonito saber que alguien te quiere así, tan intensamente ...

Un abrazo

carmensabes dijo...

Sentido poema.... indudablemente eso es Amor....

Marina dijo...

Trenzar y destrenzar
el amor, el olvido,
la razón, el sentido,
el aliento, el desaire
tu ternura en la mía,
las manos de ella
que ya no se mueven
el llanto se ha ido
mientras solloza la risa
que no sabe nada.

Preciosas tus palabras "Pipe", un beso. Para la chica de la melena cristalina, el abrazo que le robé a un oso (todavía me persigue)

Donce dijo...

LLevo días con necesidad de coger un libro de poesía y no me dejo, y es que me pongo demasiado nerviosa leyendo cosas tan bellas, pq después yo también quiero... y cojo papel y boli... y termino derrotada por no saber juntar ni dos o tres palabras...

También acabaré odiándola (y eso es amor)
Dnc