miércoles, 10 de diciembre de 2008

Harta ya de estar harta ya me canse


Esta Navidad, no pienso comprar nada super especial carisimo, no pienso atiborrar el frigorífico, ni estar comiendo aburridamente los restos de las comilonas pantagruelicas que nos damos por obligación en estas fechas, lo siento me gusta la navidad pero no por estos motivos ......no voy a entrar en el consumismo frenético y no me voy a dejar llevar por la inercia gastadora.....me gusta la navidad por las reuniones familiares...... aunque falten muchos, y aunque salgamos discutiendo me gustan porque es un tiempo para compartir, porque jugamos a las peliculas con los niños y los mayores estamos muy graciosos haciendo el tonto.....porque jugamos al diccionario y los pequeños nos dan sopas con onda en imaginación, porque no hay sillas para todos y algunos nos sentamos en la alfombra a comer los turrones y el cava o la sidra, porque en definitiva nos inventamos juegos para no discutir y estar entretenidos hasta las tantas.

Es una vez al año, tanto nos cuesta reunirnos y comportarnos como personas racionales pero con corazón... no es tan difícil, y vamos a quitarnos esa mascara de falsa dignidad y jugar como si fuéramos chiquillos...... recuerdo una navidad que mi hermano Carlos compro unas pelucas de colores, roja,blanca, negra, con rizos y lisas, cuando estábamos en los postres las saco en mitad de la mesa y creo que en mi vida me he reído más que viendo a mi padre con la peluca pelirroja ocultando su calva......esta es la navidad que persigo todos los años, y poder degustar unos calamares en su tinta de la bisabuela porque abuela ya soy yo, o unas croquetas de bechamel que son la especialidad de mi madre o una lasaña de berenjenas que me sale muy bien. Coño.

6 comentarios:

carmensabes dijo...

Excelente !!!!jajajaj, así ...si señora...esas croquetas han de ser fascinantes....me apunto...!!!!Eso es darle cuartelillo a la vida, genial...

Besiños

Anónimo dijo...

Las fiestas navideñas, más allá de su significado religioso, constituyen la época privilegiada del año para hacer regalos. En estas fechas, las empresas sacan sus productos al mercado y bombardean al consumidor con sus mejores ventajas y cualidades envueltas en el celofán brillante de la publicidad. Es inevitable caer y comprar no sólo los productos alimenticios que se necesitan para las cenas y comidas navideñas sino también los regalos de diferentes caracteres y precios para familiares y amigos.

Los grandes almacenes se llenan y cierran en horas inoportunas y los ciudadanos se dejan llevar por la publicidad y la ansiedad para adquirir más productos de los que se necesitan Y es que las Navidades son las fiestas consumistas por excelencia y más de uno se pregunta si alguien todavía se acuerda de verdad del significado de las celebraciones religiosas. Comprar, comprar y comprar, todo el mundo quiere comprar y regalar .

La gran demanda navideña es aprovechada por las empresas que ponen los precios de los productos por las nubes. Es la época en la que aparecen los productos típicamente navideños como turrones, polvorones, champán, cavas o mariscos.

Los viejos valores de la Navidad como festividad que rememora el nacimiento de Jesús para los católicos o la unión familiar que se establece en estas fechas, desaparecen ante las compras y los regalos. Pero a todos les da igual, porque las calles se engalanan de luces y las casas se adornan con belenes y árboles navideños y si la Navidad sirve de pretexto para comprar, pues entonces bienvenida sea, porque la sociedad en la que vivimos es consumista por naturaleza.

Manolo dijo...

Sé de una pareja amiga que dan fe de la excelencia de tu lasaña de berenjenas, según ellos supone un auténtico lujo gastronómico, así que ¿Para qué buscar otros? Las croquetas de la bisabuela seguro que también están a la altura.
De acuerdo en que lo importante es compartir buenos ratos con los nuestros, sobre todo los que somos abuelos y tenemos a los nietos alrededor esos días.

Manolo dijo...

Se me olvidó antes felicitarte por el arreglo que permite poder entrar con más facilidad en tu cuaderno desde el enlace de otros blogs. Gracias.

mojadopapel dijo...

Manolo, no se que historias mal hechas no permitían enlazar en condiciones, me alegro haber encontrado solución con ayuda y tienes razón, toda la razón, en que lo importante es compartir con quien sea, los nuestros, o los que tengamos alrededor(verdad, cuarentaydosymediooooooooo )

dintel dijo...

Pues yo sí que pienso comer cosas especiales. Anda que no!! Aunque si quieres un secreto, las como todo el año. :P