viernes, 27 de febrero de 2009

El Duduk





Si pudiera describir de alguna forma mi estado anímico profundo no encontraria mejor imagen que el desierto al amanecer y no encontraria mejor compañia que el sonido del Duduk.

5 comentarios:

Femme d chocolat dijo...

Caray! qué hermosura, no me extraña que te guste, emociona hasta el límite.

No tenía ni idea de que se llamara así. GRACIAS


UN BESO

cuarentaydosymedio dijo...

Justo antes de amanecer
es el momento más silencioso frío y oscuro.
Justo antes de amanecer
el miedo me atrapa y me paraliza,
la angustia me ahoga en el pecho…
Hasta que sale el sol,
comienza a calentar
y aparece la serenidad.
Poco a poco el espacio
se inunda de luz y sonidos…
Todo está bien.
Otro día nuevo.
Un día más.
Calma, quietud, paz, esperanza…
Serenidad del amanecer.

Anónimo dijo...

Si la descripción del estado de tu alma se traduce en la serenidad del desierto al atardecer, en la dulzura de esta música y la paz y alegría de unos hermosos ojos, qué sosiego darás a quienes tengas alrededor.

carmensabes dijo...

Que placer para los sentidos!!!, madrugada llena de belleza...me regalas!!!

mojadopapel dijo...

Se quedo grabado a fuego en mi memoria ver amanecer en el desierto, antes de llegar a Abu Simbel acompañada por la dulzura y la intensidad del sonido del Duduk,mientras el dorado de la luz y sus sombras iban modelando con formas el espacio inmenso que abarcaban mis ojos, me encontraba absorta contemplando aquella belleza, emocionada, pocas cosas me han impresionado tanto como aquello, me alegro haber podido transmitir aquella sensación aunque las fotos no sean buenas.