sábado, 16 de mayo de 2009


Son mis voces cantando
para que no canten ellos,
los amordazados grismente en el alba,
los vestidos de pájaro desolado en la lluvia.

Hay, en la espera,
un rumor a lila rompiéndose.
Y hay, cuando viene el día,
una partición de sol en pequeños soles negros.
Y cuando es de noche, siempre,
una tribu de palabras mutiladas
busca asilo en mi garganta
para que no canten ellos,
los funestos, los dueños del silencio.

6 comentarios:

carmensabes dijo...

Precioso!!
Me tocaste querida..buenísimo!!!

dintel dijo...

Pues a mí me gustan sus palabras.

Albä dijo...

Estoy muy bien, mejor que nunca y disfrutando mucho.
Avisame cuando vengas a Béjar, para saludarte.
Mil besos.
Albä.

Adu dijo...

¿Es tuya?
Los últimos versos me gustan...

Dnc dijo...

Qué chulo! de quién es?

mojadopapel dijo...

De la Pizarnik...perdonarme pero con las prisas por irme a la playita se me olvido ponerlo,siempre lo hago, o en la cabecera o en las etiquetas, al lado de los comentarios.