viernes, 26 de junio de 2009

Dia raro




Hoy ha sido un día raro, Porqué?..... pues porque quiero avanzar y no puedo, porque manejo unos parámetros que no son personales y me pierdo en la movida de los demás, porque tengo que aprender a organizar mi vida en vez de organizar la de los que tengo alrededor....ellos solitos aprenderán, como hemos hecho todos , cuando necesiten ayuda la solicitarán... entonces es cuando realmente puedes sentir que tu ayuda sirve para algo.

He terminado el día necesitando un poco de aire fresco en la terraza, he preparado una copita de buen vino fresquito con un acompañamiento de restillos de varios quesos ( soy un poco ratona) me he descalzado.... necesito sentir mi piel en el suelo, y junto a mi perro he pensado en lo efímera que es la vida y lo que sufrimos sin causa, le he acariciado varias veces compartiendo nuestro queso, lo que tenia alrededor me gustaba...... el viento fresco acariciaba mi cara y movía las hojas que iluminadas con la farola de la calle hacia un juego de luces realmente hermoso y acogedor y me he sentido extrañamente feliz en un día raro.

9 comentarios:

carmensabes dijo...

Hermoso amiga, aún con el viento en contra, te sentiste feliz en un día raro.

Extraña belleza nos acaricia a veces..


Un besiño enorme!

Adu dijo...

Ah, dear WetP:
Cuando acaricias a tu perro y sientes lo efímero de la vida, te acercas a la sabiduría y a través de ella, llegarás a la reconciliación contigo misma.
También es importante aprender a ver la parte cómica, que la hay, siempre. La risa relaja los músculos y produce efectos oxigenantes en el corazón y en las neuronas.
Besos y hermosos días.

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Eso es que estás preparada para pasear por el fin de los tiempos.
Un saludo

Anónimo dijo...

Tú sí que sabes terminar bien un día raro...
Qué agustito!!
Esta noche pienso hacer algo parecido, y si no puede ser hoy... pues mañana!

Un abrazote gordo.

Donce

Marina dijo...

Lo raro, raro de verdad, es que despues de casi un mes de dolor de estómago, hoy, que me he pasado comiendo guarrerías (dios mio lo que hace la desesperación) no me duela nada.... raro, raro.
No puedo hacer lo mismo que tu porque hace fresquito en mi terraza, pero leeré un libro por tí y disfrutaré de mi acuario. No tengo perro, pero tengo varias adolescentes pululando por la casa ¿sirven?.
Un beso guapa

Sinda dijo...

La compañía de mi perro, la terraza, una farola encendida, el aire fresco, una copa de vino, varios quesos...(hummm qué rico). A veces es suficiente para sentirse feliz.
Que tus futuros días sean tan felices (o mucho más), ratoncilla.

mojadopapel dijo...

Sirve todo lo que haga sentirte Marinita, y de eso, tú, sabes un rato.

Buen Finde a tod@s.

Isabel Huete dijo...

Me has hecho sentir esas luces, ese suelo fresquito bajo las plantas de los pies, el aroma de los quesos, el cosquilleo del vinito, el tacto del cuerpo de tu perro... ¡Qué final del día más hermoso! No me extraña que se te pasaran todas las angustias.
Besitos, niña.

dintel dijo...

En la rareza de algo se encuentra la belleza y el cambio.