domingo, 26 de julio de 2009

Cómo pesa el amor endurecido



Noche cerrada
ciega en el tiempo
verde como la luna
apenas clara entre las luciérnagas.

Sigo la huella de mis pasos,
el doloroso retorno a la sonrisa,
me invento en la cumbre adivinada
entre árboles retorcidos.

Sé que algún día
se alzarán de nuevo
las yemas recién nacidas
de mi rojo corazón,
entonces, quizás,
oirás mi voz enceguecedora
como el canto de las sirenas;
te darás cuenta
de la soledad;
juntarás mi arcilla,
el lodo que te ofrecí,
entonces tal vez sabrás
cómo pesa el amor
endurecido.

11 comentarios:

SILVIA dijo...

El amor, amiga mia, hay que regarlo dia tras dia. Solo asi, conseguimos ablandarlo. A veces un amor se endurece tanto, que es imposible darle forma. Pero otras, se enternece tanto, que llegamos a moldearlo y darle la forma que deseamos. Este amor, es el unico que importa.Es posible amar, y es hermoso ser correspondido. Mil besitos!!!

Isabel Huete dijo...

"Entonces tal vez sabrás cómo pesa el amor endurecido". Ay, mi niña, pero si ese amor que tú cuentas es mantequilla pura... El dolor no endurece el amor sino que lo esponjan las lágrimas ¿o no? :)
Te quiero, rubita, y ya veo que entre tú y yo haríamos una gran obra en verano... Jajaja.
Besazos, corazona.

mojadopapel dijo...

No se puede regar un amor inexistente Silvia, me gustaría sentir un amor al que pudiera entregar el vacio de mis horas...la acumulación de sentimientos sin destino por hacer, entonces, sí lo regaría... aunque fuera con mis lagrimas.

----

Isabel, si necesitas mi ayuda me ofrezco de corazón, corazona.Besos obreros.

carmensabes dijo...

Como me mata la Belli, tanta pasión en un segundo puede ablandar y hasta limpiar la telerañas..

Un abrazo bella mujer!!

SILVIA dijo...

Perdon si mi comentario no ha sido el correcto. Siento que he metido la pata, y no era mi intencion. Te deseo lo mejor, de verdad; en la vida y en el amor. Mil besitos!!!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

A veces no es el peso de la arcilla: sino el del hueco que ocupaba antes de extraerla...

mojadopapel dijo...

Descuida Silvia, no has metido la pata en nada, de verdad,gracias por tu presencia.

SILVIA dijo...

Gracias a ti, por dejarme pasear a tu lado de vez en cuando. es un placer. Mil besitos!!!!

Marina dijo...

El amor no endurece, no se endurece porque no es, no está, no existe. Nosotros somos ese amor... o desamor. Matamos o creamos. Tenemos o dejamos. No es el otro, soy yo quien hago y deshago, quien actúo o me quedo, quien está o se ha ido.
Somos cada uno en sí mismo quienes cerramos puertas o abrimos vetanas, quienes asfaltamos caminos o plantamos hierba... el otro, los otros, los demás, se acercarán o no dependiendo de.

...sigo la huella de mis pasos...

Un beso corazón y coge la regadera.

Adu dijo...

Si de noche lloras por el sol, las lágrimas te impedirán ver las estrellas.
Como decía mi padre, hay que hacer del limón una limonada. Ya sé que no consuela pero ayuda.
¡Ah! Y otra: quiere a quien te quiere y a quien te merece.
El amor llegará cuando no lo esperes.
Besos días, rubia.

virgi dijo...

Sería lo mejor que el amor siempre fuera tierno, dúctil, creativo, renovado. Pero no es fácil, no.
Un abrazo y cariñitos