sábado, 8 de agosto de 2009








Estos días he estado en Salamanca para ver parte de familia y amigos que hacia tiempo no visitaba, y llevaba además la clara intención de visitar la exposición de Alphonse Mucha, que quien siga este blog sabe que es uno de mis artistas favoritos. Me encantó.

La exposición Alphonse Mucha (1860-1939), seducción, modernidad y utopía muestra todas las facetas de este creador singular a partir de cuatro núcleos temáticos, Teatro, Belleza, Misterio y Modernidad, y cuatro capítulos más breves, que sirven de complemento y ayudan a situar su contribución al arte del siglo xx: La metrópolis como escenario, La fotografía como medio y como arte, La epopeya eslava, una visión y La difusión del ‛estilo Mucha‘ para el que se toma como ejemplo el modernismo en Madrid y Barcelona. Mucha aparece como un artista polifacético, creador de un estilo fácilmente identificable, pionero del uso de las artes decorativas en la publicidad, el teatro y la política; pero también como el creador de una realidad transfigurada, que en un mundo cada vez más tecnificado, expresó la utopía de una belleza romántica.

La Colección de fotos realizadas a sus modelos, y muchas de ellas, informativas de aspectos de la vida de Mucha que presenta la exposición en la casa Lys de Salamanca es una de las facetas de este maravilloso artista que más me ha impresionado. Os recomiendo a todos los que en estos días andais de vacaciones y esteis por la zona que no dejeis de visitar, os gustará.

9 comentarios:

Marina dijo...

Claro que nos gustará, su obra tiene unas líneas que enamoran.

carmensabes dijo...

Es fascinante el arte de Mucha verdad? coincidimos plenamente.
El año pasado tuve la suerte de ver la exposición en Madrid, y me resultó divina, sus mujeres tan especiales en esos carteles con tanto sabor.. tienen magia, siempre la tendrán.
También la colección de joyas que diseñó me sorprendió mucho.

Inimitable!

Un abrazo amiga!!!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Quizá deberíamos volver al Modernismo para salir del postmodernismo.

Isabel Huete dijo...

Llevas razón en todo lo que dices de él. Tuvo (y siguee teniendo) muchos imitadores pero ninguno como él en ese estilo tan peculiar.
Si pasara por Salamanca te aseguro que no me lo perdería porque me encanta.

Besitos, corazona.

Femme d chocolat dijo...

Ahh, que suerte!, me encantaría verla. Hubo un tiempo en que fui absoluta fan de Mucha ( del art nouveau en general; cuando estudiaba arte.) Luego , con el paso de los años fui variando en preferencias; aun así conservo como una joya un libro que tengo con toda su obra.

Ojalá disfrutes muchísimo de la exposición.

UN BESETE

SILVIA dijo...

Lo cierto es que nunca he sido muy amiga de museos y demás, pero leyendo tus explicaciones, y viendo las fotos, me ha entrado el gusanillo de la curiosidad. Tendré que probarlo, y si me gusta, tu tendrás la culpa, jejeje!! Que me ha gustado mucho, vaya. Mil besitos!!!

dintel dijo...

No conocía al autor, aunque sí la Casa Lys, preciosa.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por tu comentario en la última entrada del blog que mi buen Lf tiene a bien dedicarme. Lo hago aquí por la sencilla razón de que soy incapaz de hacerlo en el propio blog, seguramnete debido a mi incapacidad técnica ó tal sea porque no estoy registrado como bloguero.

alberto H.

gabriel cusac dijo...

Tenemos suerte, por los pagos bejaraniegos, de tener la Casa Lys -y todas las maravillas de Salamanca- al lado. Últimamente no tengo tiempo ni para quitarme las legañas -la dulce esclavitud de la paternidad, un trabajo de investigación que me tiene enfangado, el trabajo oficial (que tanto tiempo me hace perder)...- pero, si puedo, te hago caso y me acerco.