miércoles, 9 de septiembre de 2009

COLOFÓN



Luz...
Cuando mis lágrimas te alcancen
la función de mis ojos
ya no será llorar,
sino ver.

3 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Que lleguen las lágrimas y nos iluminen.

dintel dijo...

Bonito y cierto.

Isabel Huete dijo...

Esa luz... Que no nos falte nunca.
Besitos.