miércoles, 27 de enero de 2010

Estoy cabreada


(La imágen puede herir la sensibilidad de algunas personas, el pie esta hinchado y horrible, ¡protestemos por estos costurones de la SS!

Sí, tengo que decir que estoy cabreada cuando miro mis pies y veo un costurón de 10 cm. lleno de grapas, no siento tanto dolor como me debía corresponder....tengo suerte, y más cuando llevo una recuperación buena pero me " jode" un montón saber que colaboro a la SS como todo el mundo, y que esperas que se hagan las cosas no solo bien para la salud, sino también, que acompañe un poco la estética ¿nooooo?, ya que tienen que coser un pie, pues que lo cosan con decoro mimando el bordado como si fuera una firma de artista, o por lo menos de trabajo bien hecho, y no que te grapen como a un cerdo en la oreja cuando va al matadero.... cirujanos que se comprometen para realizar el mayor número de operaciones con el mínimo esfuerzo, eso sí, aumentando el pecunio a costa del mayor número de pacientes.

¡Pero mujer si es un pie!....que más da, si esta tapado por los zapatos la mayor parte del año....pues no, soy presumida, muy presumida y me gusta ponerme sandalias en verano....y me gusta pintarme las uñas, y me gusta lucir unos pies cuidados aunque no los tenga bonitos, y además tengo un secreto con los pies....un secreto inconfesable que voy a desvelar....los pies son una parte muy sensible del cuerpo y me erotiza lo que se puede hacer con ellos....¡ me pone!..... y ahora, con estos pies no se puede ir a ningún lado. Se que es una banalidad sin importancia, criticable, lo sé, pero qué le hubiera costado al especialista realizar su trabajo en condiciones con unos puntos de esos que se absorben solos y no dejan huella..... cuando acometo algún trabajo es lo que pretendo, "perfeccionarlo"... a veces lo consigo, otras no, pero por lo menos le pongo intención.

No entiendo las cosas cuando no se intentan hacer bien, cuesta menos que hacerlas mal, y encima los resultados no compensan. No lo entiendo..

8 comentarios:

Alson dijo...

Bastante manazas el cirujano sí.
Banalidad o no, es tuyo y punto.
(al segundo vistazo no hiere tanto)

Anónimo dijo...

Buenos días, mojadopapel:

Cuando te quiten las grapas, y pase un poco de tiempo, cambiará el aspecto.
Ahora disfruta a tope de tu tiempo. Y de tu nieto, sobre todo.

Un abrazo. Gelu

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

hay médicos que parece que no comprenden que el siglo XXI ha llegado

Donce dijo...

Ay Mojadopapel, espero que no te siente mal, pero... es que...
¡se me está escapando una sonrisilla!
Y conste que no es por lo que cuentas (bueno, bah, sí, un poquito también) pero lo que me hace gracia de verdad es cómo lo cuentas!.
Ay hijita mía, que Gelu tiene razón, que después cambiará el aspecto (el año pasado operaron a mi madre de la tripota y también le pusieron esas grapas gordas y feas. No sé, deben estar de moda porque a ella no se lo hicieron en la Seguridad Social...)

Bueno, que mucho ánimo y venga, guapita, que tú siempre eres positifffa, leñe!

-Un abrazote fuerrrrtefuerrte-

Anónimo dijo...

Eso no es nada! Así empezó también Frankestein.
Merche y Antonio

C ampoo dijo...

Bueno, pues yo te diré, aunque te parezca mal, que la banalidad es tu actitud. Vamos a ver, primero: jamás he visto a nadie desnudarse públicamente como tú lo acabas de hacer. Me has puesto el estómago mirando pal sur. Segundo: no deja de ser una cicatriz, lo importante es que se han quedado con tu juanete ¿no?. ¿La curación sigue su curso?, entonces, no te quejes y como dijiste el otro día... acuérdate de Haití. Espero que no te duela. Un beso. Ah, no veas lo erótica que puede llegar a ser una cicatriz, como por ejemplo las de las cesáreas.

Sinda dijo...

Ay mojadopapel, pero qué requetecoqueta que eres. Seguro que esas grapas están bien puestas, y que dentro de un año ni se notará. Ojalá las cicatrices que la vida va dejando fueran como ésta. Un abrazo grande

Marina dijo...

Yo no veo ningún erotismo en la cicatriz de las cesareas (y me han hecho dos) pero bueno, para gustos...
Las cicatrices son y punto, con el tiempo llegan a mimetizarse en la piel y casi no se notan. Míralas con simpatía, son el reflejo de algo que tuvo curación.

Nos vemos el 6 a las 6. Gracias por la invitación.

Si un mago quiere y acepta... igual te doy una pequeña (pequeña eh) sorpresa un día de estos.

Besos cicatrizantes.