martes, 16 de marzo de 2010

Quiero un Morgan

Maravillosos coches hechos para el goce de gente rica, maravillosos coches como una tentación, perfectos, elegantes, insinuantes, ..... quizás un vestuario deportivo a lo ingles...quizás una petaca en la guantera.... en el maletero una cajita rectangular de mimbre con dos cubiertos y un mantelito de cuadros anunciadores de una aventura llena de glamour....el pelo suelto al viento sujeto por un largo foulard de seda a lo Tamara de Lempicka y un perfume que acaricie en cada curva invadiendo insolente los sentidos..... las huellas del coche se pierden en la espesura de la hierba.
¿Serán iguales las aventuras de los ricos a la del resto de los mortales?

5 comentarios:

Adu dijo...

Pues chica, no sé qué decir, ¿serán iguales? Mujer, iguales iguales no pueden ser...
B-sito

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Son iguales, pero no lo saben los pobres.

mojadopapel dijo...

Que "agudo" eres, Pedro.

cuarentaydosymedio dijo...

Querida amiga.
No tengo ni idea de cómo son las aventuras de otros, sean ricos o pobres. Independientemente de esto los Morgan son unos coches magníficos, geniales, glamorosos, exclusivos, elegantes… Te quedaría genial un Morgan.
Pero son muy poco prácticos. Claro que quien busca un Morgan no busca valores prácticos. Puestos a elegir aventuras con coche incluido ya sabes que yo prefiero ese vehículo espacioso, con gran maletero, que pueda moverse fuera del asfalto ocasionalmente, en el que puedan ir cuatro personas holgadamente con sus mochilas y otros aparejos, y que pueda entrar un perro campero sin que desentone… Y lo mejor es que sé quién me puede proporcionar una aventura así sin mirar la riqueza externa, solo valorando aquella riqueza que es tan valiosa que no tiene precio, la riqueza interior.
Besos y abrazos.

mojadopapel dijo...

Yo también prefiero la aventura mochilera compartida con perro incluido...pero tampoco le haría feos a conducir un Morgan por esas carreteras serranas que conocemos.