viernes, 28 de mayo de 2010

Sophia de Melo Breyner Andresen



En el punto donde silencio y soledad
Se cruzan con la noche y con el frío,
Esperé como quien espera en vano,
Tan nítido y preciso era el vacío.

2 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Ese punto es, en verdad, el centro del mundo.

Anónimo dijo...

El mejores antídotos,es el amor, la amistad y la paz interior. El silencio y el miedo son las puertas falsas por donde intentará invadirnos. Cerrémoslas a cal y canto y tiremos las llaves en el pozo sin fondo de la paz interior.
BESOS