lunes, 1 de noviembre de 2010









De nuevo enamorada del Otoño, de su viento que enfría la piel y remueve mi pelo, de su colorido impacto en mis ojos, esta época me alucina y no puedo dejar de extasiarme del cambio cromático diario ....la increíble transformación de lo verde en ocres, amarillos, sienas, rojizos. La naturaleza pierde su uniforme para convertirse en individualidad...castaños, robles, chopos, alisos,arces, abedules,avellanos, sauces, acebos vistiendo sus mejores galas, compitiendo y marcando diferencia con el resto antes de desnudarse mostrando su arbórea figura ante la nieve y la helada.
Os recomiendo una escapada a esta maravillosa Bejar Otoñal...¡os conmoverá!.

3 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Si pudiera...

Anónimo dijo...

Buenas noches, mojadopapel:

Algún día...

Saludos. Gelu

tu chico dijo...

Ayyy...me encantaria dar un paseo por alli mami. Echo de menos España...escribeme y cuentame que me tienes abandonaooo...