martes, 8 de febrero de 2011

Mañana de ayer, de hoy



Es la lluvia sobre el mar.
En la abierta ventana,
contemplándola, descansas
la sien en el cristal.

Imagen de unos segundos,
quieto en el contraluz
tu cuerpo distinto, aún
de la noche desnudo.

Y te vuelves hacia mí,
sonriéndome. Yo pienso
en cómo ha pasado el tiempo,
y te recuerdo así.

4 comentarios:

El titán dijo...

Si, nada como mirarse en el cristal para contemplar la realidad, aunque sea al contraluz.

Eva Magallanes dijo...

Lírico, siento que estos versos están enraizados en la más pura poesía y además poseen un juego formal en el modo de decir que los ponen más allá de lo típicamente tradicional. Es nostálgico y como tal transmite esa conmovedora emoción que une alegría y dolor.
"... aún de la noche desnudo" precioso!
Un abrazo y mi alegría por tu presencia en mi blog!

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Tenía razón el poeta: el tiempo pasa. Tan rápido, que a veces un segundo es una vida entera.
Besos.

SILVIA dijo...

¡Cuantas sensaciones distintas encierran tus versos! Besos mil!!!