sábado, 9 de julio de 2011

Jerónimo


JERO (Enlace)

Hoy tengo una sensación de muerte como una losa que me aplasta, Jero no podrá venir a verme más…. y todavía recuerdo su fondo de ojos de ayer lleno de vida, esa vida, y ese brillo de ojos que aporta la desinhibición.

Paso toda la tarde conmigo, y no dejaba de hablar de su tristeza profunda y de sus ganas de morir….me hizo un regalo…. su alma hecha música en un CD que escuchamos toda la tarde, estaba radiante, pletórico, no dejaba de cantar….era el artista pleno que no llegue a conocer… se acercaba a mí y me besaba las manos, yo ingenuamente le daba consejos de vida sin darme cuenta que se estaba despidiendo de mi…bailamos un tango, el último tango, y no sé porque extraña sensación me deje arrastrar en su locura. Me dijo “Sabes Mayca, creo que me podría enamorar de ti”, fue el piropo más bonito que me han dicho jamás.

Hoy, la noticia me hizo incrédula y siempre me quedara la duda de si podría haber hecho algo más por salvarle la vida.

Este poema de Antonio Gonzalez Turrión, se lo he robado de su blog "Desde mi Terraza" para dedicarselo a Jero, gracias.... Antonio creo que lo entenderás.

SOY CONCIENCIA


Soy el eco que busca una nota
en algún pentagrama dormida,
soy el quark más pequeño que espera
al siguiente Big Bang de los cielos,
soy un signo escondido en el medio
de la simple ecuación que desnuda
la infinita carrera del mundo.

Soy un aro perdido que anhela
dibujarse en la rueda del tiempo
y sentirse uno más del camino.

Soy afán y esperanza y olvido;
soy angustia, conciencia del frío.

Soy un poco de tiempo en el tiempo
y un suspiro que se ahoga en la hoguera.

Soy tan poco y tan nada, que un día
dejaré sin aviso y sin causa
mi conciencia de espacio ocupado
y me iré a la conciencia que llama
a expandirse en el aire, sin rumbo,
aguardando otra luz que me acoja
junto a ti, junto a todos los míos.


8 comentarios:

Anónimo dijo...

Tango de la muerte


Música: Alejandro Dolina
Letra: Alejandro Dolina

Qué se haga ya la oscuridad!
Deténgase la sucesión
En una ausencia tan brutal
que es uno mismo el que no está.
Y no quiero sentir ningún dolor
es lo que duele más.

Llegó el olvido, vencedor
y ya el saqueo comenzó
En la memoria sin guardián
libros de viento robará.
Y de tu verso más cantor
nadie se acordará.

Yo juego con la carta más segura
no importan los vaivenes de la suerte
aquí donde me ve, yo soy la Muerte.
El precio de la última aventura.

Yo soy mucho más fuerte que la vida.
Yo soy la última rima del poema.
Mi voz en todo acorde suena.
Y con cualquier camino yo hago esquina.

No hay que pensar ni preguntar:
yo soy mi propia explicación.
Soy el sentido y el motor
de la poesía y el amor.
La nada espera, vamos ya.
Su tiempo terminó.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Cuánto dolor siento en tus palabras. Me sumo.

mojadopapel dijo...

Gracias Pedro.

EG y ML dijo...

visitanos!!!!
ardiendoeneldeseo.blogspot.com

Marya J. dijo...

Buenas,
soy una escritora de tres libros, así que mi blog se centra en las letras.
Si te interesa la escritura, la poesía y los ensayos, más que otras banalidades que hoy día se valoran...
si no tienes tabúes que te restrinjan, y prefieres decir lo que piensas...
si quieres saber sobre el proceso de creación de libros de una autora de dos publicaciones y así sus cambios hasta la locura...

échale un vistazo a mi blog,
y si te gusta, que nadie te calle, ¡síguelo!
http://librosy3.blogspot.com

O sígueme en Facebook:
facebook.com/maryajulyadelcampo

Anónimo dijo...

Hay que ir a lo positivo.
He encontrado este poema que obvia las tonterías. Te gustará porque podría haberlo escrito un conocido tuyo.

"" Aquel tiempo en que fuimos
los cómplices perfectos,
renunciando al deseo
con gravosa templanza
por temor a minar
nuestro apego sin mancha,
cerriles nos negamos
a hacernos el amor.
Hoy viendo, desolado,
en que ha quedado todo
-esta nada insolente
que, abismal, nos separa-,
consciente del error,
sospecho que debimos
con lujuriosa saña
y obviando precauciones,
olernos, desnudarnos,
palparnos, retorcernos,
lamernos, pellizcarnos,
babearnos, arañarnos,
bebernos, desangrarnos,
royernos, devorarnos,
sin tregua y desmedidos,
follar como animales.""

Anónimo dijo...

Ese poema es de este blog:

http://hipogeo.blogspot.com/

Te gustará, tiene cosas muy buenas.

Marina dijo...

Anonimo. ¿Tonterías? Sin comentarios.

*************************

Mayka, Jero siempre fue un muñeco roto. Yo lo conocí de joven (ambos lo éramos) cantaba como un ángel, pero sus alas le mantenían alejado del mundo y sus realidades.

Se rompió un poco más y todo terminó. Nada podías hacer, porque él mismo no hacía nada.

Descanse en paz.

Besos mi niña.