domingo, 18 de noviembre de 2012

Josetxo no se ha ido




Josetxo no se ha ido…esta aquí  por eso no puedo escribir nada que suene a despedida
Cada vez que levanto los ojos y miro al monte, ahora, cuando el Otoño le roba sus elegantes colores…. tengo ecos de su huella por donde paso.
La huella de Josetxo en su risa franca
La huella de sus azules ojos, como agua, observando
Su abrazo rodeándome es la huella.
Su huella…El dibujo en un compulsivo trazo
La huella de una salsa que bailamos en Nochevieja, y en Notesalves, el ceño fruncido de un enfado.
Mi herencia… las fotos en el Molino de las Pascuas, tres  cuadros, muchas láminas y un apunte de tu zapato.
Su vasca voz en el Txori y en las manos el eterno cigarro.
Josetxo no te puedo despedir porque tú eres permanencia
En mi corazón guardo todos los piropos y también todos los besos acumulados.

8 comentarios:

Ramón María Vadillo dijo...

El recuerdo, tú recuerdo lo enternece. sin duda. Abrazo

Marina dijo...

Un beso bonita.

Jose dijo...

Son recuerdos que los sentimientos siempre te los muestran,pues no se puede olvidar quien te hizo de la amistad disfrutar.

Saludos

mojadopapel dijo...

Gracias Ramón por tu abrazo.

Marina me hacia falta tu beso.


José...gracias por tus palabras..

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, Mojadopapel:

Guardaréis siempre sus recuerdos, por lo tanto sigue con vosotros.
Las manos que fotografió Casadiego, eran preciosas.
Así me lo parecieron y escribí un comentario, que buscaré.

Un beso.

María dijo...

No lo conocí pero vi sus dibujos en las preciosas paredes de un contenedor que olía a un lugar muy cálido, como la gente que encontré allí, si a alguien le llora tanta gente es que se lo merecía. Si a alguien le escriben algo tan hermoso es que era muy especial.

Un beso para él y para ti MAIKA ¿te quieres creer que hasta hoy no había dado contigo? quizá no me recuerdes, yo a ti sí, fue un placer conocerte, siento que sea en una entrada con un motivo tan triste.


Un beso bonita... a él ya se lo habéis dado todos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Un fuerte abrazo y un beso.

Anónimo dijo...

Dos años