miércoles, 15 de mayo de 2013

Aclimatación




 














Primero te retraes,
                                      te agostas,
pierdes alma en lo seco,
en lo que no comprendes,
intentas llegar al agua de la vida,
alumbrar una membrana mínima,
una hoja pequeña.
                                       No soñar flores.
El aire te sofoca.
                                    Sientes la arena
reinar en la mañana,
morir lo verde,
subir árido oro.

Pero, aún sin ella saberlo,
desde algún borde
una voz compadece, te moja
breve, dichosamente,
como cuando rozas
una rama de pino baja
ya concluida la lluvia.

De "Parvo Reino" 1984

4 comentarios:

Ánima dijo...

Un placer leer algo así...

Gloria dijo...

Es imposible no soñar flores leyendo estos versos tan naturales.
Una sugerencia ¿podrías poner el tamaño de la letra mayor? es que me ha costado muchísimo leerlo, déficits de la edad.
Besos frescos.

mojadopapel dijo...

Gracias Ánima y Gloria...tendré en cuenta lo de la letra.

Jose dijo...

Estamos en un mes, que su vida es él esplendoroso colorido que nos ofrece las flores y su aroma, aroma que embriaga por eso te ilumina para hacer y escribir esos bonitos versos.

Saludos