jueves, 21 de noviembre de 2013

Si yo pudiera morder la tierra toda...



Si yo pudiera morder la tierra toda
y sentirle el sabor sería más feliz por un momento...
Pero no siempre quiero ser feliz
es necesario ser de vez en cuando infeliz para poder ser natural...
No todo es días de sol
y la lluvia cuando falta mucho, se pide.
Por eso tomo la infelicidad con la felicidad.
Naturalmente como quien no se extraña
con que existan montañas y planicies y que haya rocas y hierbas...
Lo que es necesario es ser natural y calmado en la felicidad o en la
infelicidad.
Sentir como quien mira. Pensar como quien anda,
y cuando se ha de morir,
Recordar que el día muere y que el poniente
es bello y es bella la noche que queda.
Así es y así sea.

4 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

No sabría vivir
sin el recuerdo de los tiempos infelices
para apreciar ese momento justo
en el que todo está en calma.
Besos.

Marina dijo...

Totalmente de acuerdo.

Un gran beso guapa.

Gloria dijo...

Lo natural es lo que nos hace terrenales aunque muchos se crean dioses por ser felices o infelices continuamente.
Besos naturales.

Myriam dijo...

Es cierto, ambos momentos forman parte de la vida...

Besos, M.