domingo, 5 de marzo de 2017

 
Líneas.
Pero solo esa llamada
colisiona
en la rozadura de tus labios.
Absorber
la verdad invertida
de aquella copa
que insonoriza la ciudad
y reproduce
un efecto
palpitante.
Tu idioma comienza a declinar.
Una luz,
como de frontera,
imprime
la vejez de un álbum
en la fricción de nuestra piel.
Frente a letárgicos
canalones
sintonizo
verdes sílabas
de carne.
En la realidad de este ensueño
no te despiertes.
 
 
De Brillante (2001-2005)

LUIS ÁNGEL LOBATO