domingo, 25 de enero de 2009

DESAFÍO A LA VEJEZ


Cuando yo llegue a vieja
-si es que llego-
y me mire al espejo
y me cuente las arrugas
como una delicada orografía
de distendida piel.
Cuando pueda contar las marcas
que han dejado las lágrimas
y las preocupaciones,
y ya mi cuerpo responda despacio
a mis deseos,
cuando vea mi vida envuelta
en venas azules,
en profundas ojeras,
y suelte blanca mi cabellera
para dormirme temprano
-como corresponde-
cuando vengan mis nietos
a sentarse sobre mis rodillas
enmohecidas por el paso de muchos inviernos,
sé que todavía mi corazón
estará -rebelde- tictaqueando
y las dudas y los anchos horizontes
también saludarán
mis mañanas.

8 comentarios:

Marina dijo...

Realmente, cielo, no sé que pensar. Es una poesía un tanto extraña. Déjame que me lo piense un poco.
Un enorme beso trasnochador, como tú y yo.

femme d chocolat dijo...

Y así es como debe ser; el corazón ha de estar siempre con inquitudes, vivo, alerta, tictaqueando, con ganas y curiosidades.

Sí, la piel puede arrugarse, pero esperemos que el corazón NO

Un beso con plancha ( con plancha y almidón, por si acaso...) ^_^

Svor dijo...

Pasando por aqui, me he quedado disfrutando.
Seguire visitandote.
Te invito un mate cotidiano o a navegar sin timon cuando quieras.

saludos

carmensabes dijo...

Gioconda puede tocarnos hasta la médula con sus versos...
Gracias por traerlos, un abrazo.

gabriel cusac dijo...

Me gusta la poesía, bonita y clara (¡hay tanto jeroglífico ultimamente!). Y la foto de la secoya, que quizá sea la secoya de El Bosque bejaraui. Con un poco de paciencia, mirándo el ramaje desde la base (como está hecha la foto)puede llegarse a una especie de trance. A mí me pasó, aunque no sé si tuvo que ver algo la medicación. Un abrazo.

mojadopapel dijo...

Gioconda me encanta en sus poemas palpita la vida en sus palabras.

----
Gabriel como se nota tu ojo jardinero, has dado en el clavo,es la sequoia del bosque, me alucinó ver toda la prolongación y sus ramas desde abajo, así me gustaria sentir la vida, prolongada, ramificada y renaciendo siempre.

----

Svor, navegar es una de mis pasiones, no me importaria embarcarme sin timón y llegar a ningun destino. Gracias por tu visita, la devuelvo.

Donce dijo...

A mí me gusta mucho esta mujer, (¡y la conocí gracias a ti!).

Ayyy cuando yo sea vieja... si es que llego...

Gracias hermosa!. Muaccc.

Marina dijo...

¿Qué es la vejez?, supongo que será ese lento caminar hacia todas partes, sin prisas y con la sensación de que el llegar es lo menos importante, lo interesante es lo que te vayas encontrando por el camino.
Un amigo mío manda besánganos y como me gustan mucho, el más gordo que tengo pa tí guapa.