miércoles, 7 de enero de 2009

A un hombre


Salvar este gran abismo del sexo
y luego, todo será sencillo.
Yo podré decirte que soy feliz
o desdichada,
que amo todavía
irrealizables cosas.
Tú me dirás tus secretos de hombre,
tu orfandad ante la vida,
tu miserable grandeza.
Seremos dos hermanos,
dos amigos, dos almas
que alientan por una misma causa.
Hace tiempo que dejé la coquetería
olvidada en el rincón oscuro
y polvoriento
de mi primera, balbuciente feminidad.
¡Ahora sólo quiero que me des la mano
con la fraternal melancolía
de todos los seres que padecen el mismo destino!
No afiles, porque soy mujer,
tu desdén o tu galantería,
no me des la limosna
de tu caballerosidad insalvable y amarga.

8 comentarios:

Marina dijo...

"Salvar ese gran abismo del sexo
y luego, todo será sencillo".

Salvar lo insalvable
comprobar la luz y la sombra
viajar a los abismos
descubrir las profundidades
decir quizá, tal vez, no sé.
Salvando el gran abismo
caminaremos por el sendero
será más fácil, sencillo
tranquilo y sosegado.
Descubre amado por donde camino
que las vueltas de mis surcos
te encuentren preparado
mi falda, al revolotear
voltear, bailar y contonear
no mostrará ninguna fuente
ni manará ningún costado.

"¡Ahora sólo quiero que me des la mano
con la fraternal melancolía
de todos los seres que padecen el mismo mal!"

Preciosa entrada,mjppl.
Un beso

Femme d chocolat dijo...

Qué pocas veces entienden que "sólo" necesitamos un poco de calor y ternura para ser felices, ¿verdad? ( a falta de otras, me refiero, y ya como último escalón)

Definitivamente no me queda más cáscaras que asumir que aquella frase que siempre me negué a aceptar de "los hombres son de Marte y las mujeres de Venus" es totalmente cierta . A veces somos de planetas completamente distintos; de imposible entendimiento

En fin...



(Por cierto- que nunca lo había comentado- sabes que la profesión a la que te dedicas, lo de restaurar casas y tal, es algo que a mí me encantaría hacer? Tiene que ser una gozada ... Felicidades. Tienes un trabajo precioso)

mojadopapel dijo...

Gracias Femme yo comparto también contigo el gusto por saber cada día un poco más(cuestión en la que me ayudas mucho),y la afición a las delicatessen, sobre todo al chocolate.Dulces besos

mojadopapel dijo...

Tender la mano hacia alguien a veces se tiende solo con una sonrisa, y de eso tu sabes mucho Marina.

cuarentaydosymedio dijo...

Amor difícil si tú quieres intimidad y yo quiero pasión.
Amor complicado si busco compromiso y tú solo comunicación.
Amor peligroso de un amor adolescente y un amor maduro.
Amor de amigo, donde hay cariño sin pasión pero no decisión de amar.
Difícil es el amor en el que limitamos el compartir.
Difícil es el amor en el que coartamos las formas de expresión.
Difícil, pero no imposible…
Hay amor sin deseo, hay amor sin posesión, hay amor porque tú quieres y no porque te obligo yo. Hay amor con intimidad y conexión sin necesidad de pasión.
Hay amor con compromiso compartiendo ilusión, responsable y honesto, tolerante y amable, sin necesidad de física conexión.
Es amor de amigos.
Lo practican las mujeres con sus amigas
Lo practican los hombres con sus amigos
¿Pero se pueden “mezclar” en este amor hombres y mujeres?
Si pensamos en hombres y mujeres no, no se puede practicar.
Si pensamos en personas sí, sin duda, cuando no es importante el condición sexual de los amigos, cuando tus deseos sexuales son simplemente para mí una anécdota más en tu vida, como tu gusto culinario… Es difícil, pero no imposible.

mojadopapel dijo...

Que sabias palabras cuarentaydosymedio, pero mi experiencia me dice que yo, sí puedo ser amiga de un hombre, no tengo tan claro que la intención de amistad en un hombre sea tal, porque en vosotros siempre creo que primero existe un punto de atracción hacia nosotras que realmente después puede convertirse en gran amistad. ( Ese es el puntin egoísta que siempre diferencia al hombre de la mujer). Espero tu respuesta maestro.Sin coña.. eh!!!!

cuarentaydosymedio dijo...

¿Qué nos diferencia a hombres y mujeres en la sexualidad? Muchas cosas, sin duda muchas. Nuestros cuerpos son diferentes (afortunadamente) más allá de la apariencia, nuestras hormonas distintas, nuestro cerebro es estructural y funcionalmente diferente. Antropológicamente esto tiene sentido. Gracias a esa diferencia estamos donde estamos como especie. El soporte biológico es el que es y funciona como funciona. … Pero sobre todo hemos sido educados para comportarnos diferente. Socialmente hemos sido “programados” así… Claro que esto puede cambiar. Cambiar en cada uno de nosotros (no hay porqué esperar a generaciones venideras). Padecí una educación emocional pésima que me hacía mirar a las chicas sólo como objetos de deseo, y eso mezclado con testosterona da el resultado que seguramente conoces. Pero eso puede ser de otra manera, te lo aseguro.
Y sí, los hombres miramos con deseo a las mujeres (insisto, afortunadamente) pero no tiene ese deseo la misma implicación para unos que para otras (habría mucho que comentar). Pero te aclaro (con tu permiso) que esto no tiene nada que ver con egoísmo (en principio). Actitud egoísta es buscar el beneficio propio a costa del otro, sin valorar el perjuicio que ocasiona. Cuando un hombre mentalmente sano mira con deseo a una mujer lo hace con admiración, respeto, responsabilidad, buscando el beneficio mutuo, no solo el propio. Resalto que hablo de un hombre sano mentalmente, con equilibrio emocional, clara identidad y autocontrol, otra cosa es que hay bastante cenutrio suelto.
Los roles tradicionales que nos otorgaron nos perjudicaron a ambos, a los hombres se nos impedía ser emocionalmente equilibrados, bueno, se nos impedía ser emocionales y punto. Pagamos un precio alto por ello, pero muchos y muchas no son aún conscientes… Podemos cambiarlo.
Perdona por el “tostón”, me diste pié…

Marina dijo...

Mi querido y admirado 42'5, para todo lo que dices está la "inteligencia emocional" y tú de eso sabes mucho, muchísimo. Sabes como llegar a la gente, sabes como ser amigo de tus amigos y amigas y sabes como decir lo que quieres y cuando quieres. Eso es muy bueno.
La amistad hombre-mujer sin sexo y sin intención de ello; complicado, pero posible, aunque yo creo que siempre subyace un poso de querer y no poder que hace que la atracción de ambos sea más fuerte y placentera. Pero por ambas partes, no creo que sea más por parte del hombre que de la mujer. Nosotras somos más "ladinas, felinas, cautelosas, recelosas, e incluso manipuladoras", si llega el caso.... pero nada más.
¡Ahora es cuando las mujeres me crucifican jajajajajajajaja
Un beso 42'5, hace tiempo que no hablamos de na. Mándame un correo y dime como estáis. Te prometo contestar.