sábado, 7 de febrero de 2009

AIRE LIBRE



Si algo me gusta, es vivir.
Ver mi cuerpo en la calle,
hablar contigo como un camarada,
mirar escaparates
y, sobre todo, sonreír de lejos
a los árboles...

También me gustan los camiones grises
y muchísimo más los elefantes.
Besar tus pechos,
echarme en tu regazo y despeinarte,
tragar agua de mar como cerveza
amarga, espumeante.

Todo lo que sea salir
de casa, estornudar de tarde en tarde,
escupir contra el cielo de los tundras
y las medallas de los similares,
salir
de esta espaciosa y triste cárcel,
aligerar los ríos y los soles,
salir, salir al aire libre, al aire.

5 comentarios:

Dnc dijo...

Qué guapos y conjuntados son, madre!
Muaccc

Marina dijo...

A mi me gusta tu flequillo suelto,
la madrugada,
el espíritu cansado y risueño.
Sentir frío en verano,
estar cerca de tí y ausente de todo.
Tener una mota en el ojo para llorar despacio,
conversar con mi cuerpo, en susurros cansados.
Callar cuando estoy cerca,
despertarme temprano y volver a soñar.
Cerrar mi mano y atrapar un suspiro,
volar muy alto...

Pero nieva en la sierra
y no se centra el sol cuando le llamo.
Quizá, sólo quizá,
me vuelva sentimiento
y arrebuje el invierno en mi regazo.

mojadopapel dijo...

Gracias por tu piropo Donce, al unisono vamos conjuntados por el aire, casi nos llevaaa...no me quedé calva de milagro y si no agarrro a mi perro sale volando jejeje.

----

Animo Marina, el invierno en tu regazo solo es un poco de nostalgía de algo que tu solo sabes, pero quedan muchas primaveras y veranos que venir, y el inviermo tambien hay que disfrutarlo. Un besazo

Femme d chocolat dijo...

Ay que simpática fotooooooooooo

^_^

Siempre oí que los perros acaban pareciéndose a sus dueños...jejej, pero esto de que hasta el viento os afecte igual es muy divertido .
Saladísima foto!

Marina dijo...

No te rpeocupes cielo, disfruto el invierno, aunque el frío, a veces, hace tiritar cuerpo y mente, pero no pasa nada, me gusta sentir el frío en mi cara y en mis manos...el calorcito de después es muy agradable.
Te quiero despelujadilla