jueves, 12 de marzo de 2009

AMOR



Mi forma inerte grande como un mundo
no tiene noche alrededor ni día
pero tiniebla y claridad por dentro
hacen que yo, que tú, vivamos.
Mares y cielos de mi sangre tuya
navegamos los dos. No me despiertes.
No te despiertes, no, sueña la vida.
Yo también pienso en mí cuando te sueño
y robo al tiempo todas mis edades
para poblar mis íntimas moradas
y acompañarte siempre, siempre, siempre.

3 comentarios:

carmensabes dijo...

De mi sangre tuya...
Cómo se expresan las palabras a veces...bárbaro!!!
Agradecida, como siempre, por regalar en la noche versos para compatir, que calman el alma...

Marina dijo...

El amor es el sonido del teléfono cuando despierta tu sueño y tu latido, El amor es la palabra vertida en tu oido cuando no escuchas nada, El amor es la caricia suave y efímera que sientes al necesitarla, El amor es aquello que recoge tu cuerpo y lo mece con el aliento de tus lágrimas, El amor eres tú cuando amas y los demás cuando se sienten amados.

Siento no hablar del amor amado, sino del amor amigo que estos días me ha sido regalado y concedido por todos mis amigos.

Un beso con todo mi cariño.

Femme d chocolat dijo...

Tiene hermosos poemas Altolaguirre, su forma de sentir, de plasmar... Es un poeta que me gusta

Un beso, con un punto de luz