domingo, 15 de marzo de 2009

Piquitos de Valdesangil







El paseo de hoy iba de peñas y peñascos con una Sierra de Bejar al frente nevada, preciosa y que como sigamos con estas altas temperaturas para la época poquito nos va a durar(me refiero a la nieve), los peñascos recordaban figuras...y echándole un poquito de imaginación contemplábamos un indio, una lenteja, una bota y un perro, y hasta nuestro buen Unamúno andaba por estos lares tallado en piedra y rememorandolo en la palabra (Antonio nos leyó unos bonitos poemas de él sobre la belleza de estos parajes).

Recuperamos fuerzas, con unas exquisitas viandas y vino ( yo me sentí desfallecer por el calor), y a la bajada recogimos pamplinas en un reguerillo del camino, mi perro iba feliz campeando a sus anchas y nosotros también ya sin esfuerzo en la bajada. Precioso día.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué sensación de placidez transmiten esos paisajes....

Marina dijo...

¿Cómo que "piquitos???? PICOS DE VALDESANGIL. JAJAJAJAJAJA
Los bejaranos te van a matar y los de Valdesangil, será mejor que no te encuentren.
Bssssss

Donce dijo...

Ay es verdad! (lo de las figuras, digo)
Oye, y qué son esas pamplinas?
yo las únicas que conozco son las que decía mi abuelo...
¡¡todo tonterías y pamplinas!!

(jeje, es que mi abuelo era un muy buen refunfuñón)

mojadopapel dijo...

Las pamplinas son unas hojitas que crecen muy juntitas unas al lado de otras en los reguerillos del deshielo,(agua limpia)son más diminutas que los berros, y se preparan en ensalada, saben a hierba...a verde y como soy un poco vaca me encantan.

ah!! mi abuelo también decia lo de las pamplinas...están caras en el mercado, y esque subir a buscarlas cuesta trabajo y tiempo.