sábado, 15 de agosto de 2009

Los calores del Sur


Tenemos un país variopinto en todo..... paisaje, gastronomía, habla, dialectos, orografía, temperatura, me gusta mi país precisamente por eso, por su tremenda riqueza diversificadora, atrayente para el turismo universal en toda época....en toda época?......no.

He pasado calor en casi toda la geografía española, me gusta viajar y conozco calores del Norte, secos y quemadores en la sesera y en la piel, conozco los calores húmedos del Este del país, agobiantes en su sauna cuando aprietan, el calor centralizado de la capital del País, aumentado y consolidado por la circulación automovilística y exceso de gente, pero os aseguro que no hay ninguno más agobiante que el calor del Sur cuando se planta en los 40, 42, y 45 grados....me río yo de esas temperaturas que hablan en la tele, que nunca coinciden con el calor de los termómetros de la ciudad. Este año no ha hecho excesivo calor salvo algunos días sueltos.....recuerdo hace algunos años en Sevilla, padecer altas temperaturas(40º, 45º) durante quince días seguidos bajando la temperatura por la noche, no más de 30º, y aquello fue un infierno, murió gente de " golpe de calor" principalmente, como siempre, los más débiles, la ciudad en las horas del mediodía estaba desierta en las calles refugiada bajo el frío artificial del aire acondicionado, que nó, el aire en condiciones, porque esto tiene un efecto rebote de aumento importante de temperatura en la ciudad, porque hoy día disfrutamos de este bienestar en casi todas las casas, protegiéndonos del tremendo calor del Sur( debería estar subvencionado como la calefacción en el Norte), algunos aires, no están debidamente normalizados y en estos días de altas temperaturas el flashazo que te da en la cara la propia refrigeración de la maquinaria al pasar por ciertos sitios en la calle, quema.....aumenta tanto la temperatura en la ciudad que el asfalto en algunas zonas se derrite y te quedas pegado.

No es exageración, los que vivimos en ciudades no costeras del Sur, sabemos que no es broma todo esto que padecemos algunos días de estos meses veraniegos donde el mar realiza su función suavizadora, por eso, es normal ver a los pobres extranjeros meterse en las fuentes de la ciudad transgrediendo normativas ciudadanas.
Curiosamente en las calles peatonales del Centro se ha suavizado muchísimo la temperatura con un sistema que funciona francamente bien, y me ha sorprendido gratamente....es el siguiente, se han colocado toldos altos al final de los edificios, procurando sombra, y los comercios tienen potentes aires acondicionados normalizados con sus puertas abiertas hacia la calle refrigerando toda la parte comercial, ello supone que se crea un ambiente mucho más fresco en el centro de la ciudad, atrayendo al turismo y los propios ciudadanos, ......estos días en los que ando de preparativos de boda (mi hija Verónica se casa), he podido salir a la calle (me daba terror) y he podido comprobarlo, pero estoy aquí porque no tengo más remedio, si nó, sabéis que estaría tan fresquita en mi querida Bejar(aunque digan allí que hace calor....je,je) o metida en el mar a remojar como los garbanzos ....arrugadita las yemas de los dedos de purita agua, me consolaré saliendo como las cucarachas, de noche cuando caiga el sol, a refrescar el gaznate a cualquiera de las miles terrazas sevillanas, donde nos vemos las caras los sufridores de estas altas temperaturas.

3 comentarios:

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

A mí que me vas a contar, llevo todo el día sudando sangre, menos mal que a veces me refugio en la noche del fin de los tiempos.
Un saludo

Adu dijo...

Es una buena forma de refrescar el ambiente.
Besos.

gabriel cusac dijo...

Yo en Béjar me levanto cocido de sudor. Imagino que en Sevilla me levantaría frito. Ánimo...y terrazas.