jueves, 21 de octubre de 2010

Desdicha


Un dia comprendió como sus brazos eran solamente de nubes

imposible con nubes estrechar hasta el fondo

un cuerpo, una fortuna

la fortuna es redonda y cuenta lentamente estrellas del estío

hacen falta unos brazos seguros como el viento

y como el mar un beso

Pero el con sus labios no sabe sino decir palabras

Palabras hacia el techo

Palabras hacia el suelo

Y sus brazos son nubes que transforman la vida

en aire navegable.

2 comentarios:

SILVIA dijo...

Sencillamente ¡bello! Un abrazo!!!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Sin embargo, con las palabras podemos construir un nuevo mundo.