martes, 18 de enero de 2011

Estar en ti




Yo no entro en ti para que tú te pierdas
bajo la fuerza de mi amor;
yo no entro en ti para perderme
en tu existencia ni en la mía;
yo te amo y actúo en tu corazón
para vivir con tu naturaleza,
para que tú te extiendas en mi vida.
Ni tú ni yo. Ni tú ni yo.
Ni tus cabellos esparcidos aunque los amo tanto.
Sólo esta oscura compañía. Ahora
siento la libertad. Esparce
tus cabellos. Esparce tus cabello

3 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Una de las cosas más hermosas que se puede contemplar es cuando el viento esparce los cabellos de la mujer amada.

Elena Magdalena dijo...

me encantó.

Gelu dijo...

Buenos días, mojado papel:

Vengo marcha atrás, disfrutando de estos tres poemas preciosos de Antonio Gamoneda.

Añado un haiku:

Libertad juntos,
tu pelo desatado,
como nosotros.

Y un enlace, para que vea Casadiego como luzco sus enseñanzas.

Cerca de tu pelo-Manolo Caracol (Zambra)


Saludos.






Saludos.