lunes, 27 de enero de 2014

Contraelegía

Recientemente México ha perdido dos grandes poetas, un adoptado Juan Gelman y José Emilio Pacheco ....hoy mi homenaje va para el.


Mi único tema es lo que ya no está
Y mi obsesión se llama lo perdido
Mi punzante estribillo es nunca más
Y sin embargo amo este cambio perpetuo
este variar segundo tras segundo
porque sin él lo que llamamos vida
           sería de piedra.

4 comentarios:

Myriam dijo...

Efectivamente la vida es cambio y lo perdido a veces, lo mejor que nos podía haber pasado. A veces. Otras, un impulso a la acción.

Un beso

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Nunca más
porque siempre hay horizonte.
Hermoso, querida Mayca. Besos.

mojadopapel dijo...

Cuanta razón llevas..Myriam,sabia.Besos

Gloria dijo...

El cambio puede ser una patada hacia adelante para que dejemos de repetir el pasado.
Una pena la perdida de ambos poetas.
Besos de gofio.