jueves, 13 de febrero de 2014

Florencia, Siena, San Gimignano, Monteriggione & Chianti, Pisa.


La torre de Pisa con un blanco níveo (me sorprendió...la esperaba más oscura)

San Gimignano nos conquisto....precioso pueblo.
La marqueteria en el suelo de marmol del interior de la Catedral de Siena es una maravilla...solo se descubre entera dos días al año, el resto esta enmoquetada para preservar su desgaste.

Los anarquistas se dedican a tunear las señales de trafico...y ya son objeto de souvenirs en muchas tiendas.

Monteriggione es una fortificación base medieval en la Via Cassia que cruza desde el Norte de Italia hasta Roma...también es un punto de peregrinación. Me recordó mucho a nuestra cercana cacereña"Granadilla".

El interior del Duomo de Siena en marmol Blanco y Negro es el más bonito hasta ahora que han visto mis ojos.
El delicioso chocolate con nata que tomamos en la chocolateria Rivoire en la Piazza de la Signoria.
El Duomo de Pisa restaurandose.
Otro tuneo de los anarquistas. Curiosos todos.
No me pude resistir a besar a esta abandonada y anónima obra callejera.
Nuestro descanso con grappa en las traseras de la Academia cerca de la Piazza SS. Anunziata.
Los jardines de Boboli....por detrás del Palacio Pitti.
 
 
El impresionante David de Miguel Angel delante del Palacio Vecchio (copia) ...el original está en la Galleria de la Academia.



El Ponte Vecchio visto desde la Galleria Uffizi.
La impresionante Galleria Uffizi con cada fresco distinto en los techos...impresionante.
Palacio Vecchio o Palacio de la Signoria que sigue siendo el centro de poder de la ciudad.
Vista del Campanile y de la cúpula de Brunellescchi en el Duomo de Florencia (Basilica de Sta. Mª del Fiore) al atardecer.
El cafelito en el emblemático "Giubbe Rosse".
La  Fachada de la Basílica Sta. Mª del Fiore . (Duomo de Florencia)

Hace días que volví de Florencia y hasta ahora no había tenido oportunidad de seleccionar fotos por distintos motivos, cogí un resfriado gordo que fui arrastrando como pude y rompió al llegar aquí y también necesitaba un poco de tranquilidad para filtrar las imágenes que insistentemente  bullían en mi cabeza ....imágenes de un viaje corto pero intenso en los que la belleza fue protagonista principal.

La primera noche en Florencia no pude casi dormir enfrentándome a la impresión que me produjo Sta. Mª del Fiore, el Campanile de Giotto y las Puertas del Paraiso de Ghiberti en el Baptisterio, la inmensa mole catedralicia con su elegante solución en  mármol de colores y la magnifica cúpula de Brunelleschi ( construida sin armazón base) me impacto tan profundamente que sentía ganas de llorar y esta emoción me impedía dormir.... y eso que simplemente estuvimos paseando el casco histórico para hacernos un esquema organizado de lo que íbamos a visitar al día siguiente con más detenimiento.
El color cálido de la puesta del sol en el mármol de la catedral y en el ladrillo rústico del Palacio de la Signoria y el Ponte Vecchio pusieron colofón a un magnifico día que anunciaba la ansiada entrada en la Galleria  Uffizi al día siguiente y que nos fue preparando el espíritu para saborear lo que vendría en los siguientes aprovechados días.
Un amigo me ha regalado un libro  de Crispin Sartwell  que estoy leyendo con avidez, y más, en estos dias en que conservo reciente todas las imágenes que han entrado en mis ojos " Los seis nombres de la belleza" ....el libro tiene un trasfondo filosófico y se organiza en torno al análisis de las palabras que designan la belleza en seis lenguas, los aspectos de la belleza que se se aprecian en el arte y en la espiritualidad de los distintos pueblos, que obviamente al ser diferentes , y algunos pueden parecer hasta  incompatibles, pero reuniéndolos todos, nos pueden abrir culturalmente, más, a la percepción de la belleza. Me está gustando...y más con lo motivada que estoy.
Entrar temprano en la Galleria Uffizi para aprovecharla y seguir viendo cosas fue una buena decisión porque al final de la mañana estábamos saturados de ver tanto, y tanto que ver....Giotto,Massaccio, Beato Angelico, Paolo Ucello, Piero de la Francesca, Andrea Verrochio, Donatello, Sandro Botticelli, Leonardo, Michelangelo, Raffaello, Caravaggio, Tintoretto, Tiziano...maestros de mi juventud, y poder mirarlos de tú a tú.....tan cerca, que me resultaba imposible creer tanto privilegio.
No podía entender como un viaje tan barato me estaba dando la oportunidad de ver lo que había deseado toda una vida, e incluso exculpaba a los tiranos  Médicis, Cosme y Lorenzo, por haber tenido el poder y el dinero para la creación de tanta belleza.
Un paseo por los jardines de Bobolí de la rotunda  y aplastante fuerza del Palacio Pitti....nos devolvió la calma en la naturaleza y nos permitió charlar y comentar la presión artística de los Uffizi. y pasear el resto de Florencia a nuestro antojo.
Otros placeres nos acompañaron en el viaje como saborear con glotoneria un maravilloso cioccolate con panna exquisito....comer en un sitio delicioso y baratísimo restaurante  para italianos...no turístico, y tomar un café exquisito (menor precio que en España) en el famoso y bohemio "Giubbe rosse"....   mmmmm!.....encontrarnos una pequeña tasca donde calentamos motores con una grappa que nos devolvió calor....y descansar para viajar a las colinas del Chianti donde hubiera repetido historia "Bajo el sol de la Toscana" restaurando una casita con viñas de consumo familiar y respirar olor a vino bajo la sombra de los acogedores cipreses.
Memorizar cada marquetería  de marmol del suelo de la maravillosa catedral de Siena...(el interior de Catedral que más me ha impactado) y querer enamorarme en San Gimignano para no salir jamas de allí....qué belleza de pueblo!.... con sus torres apuntando señoriales al cielo.
Pisa se vistió de su mejor blanco en su restaurada Catedral, Baptisterio y su increíble Torre inclinada para despedirnos... mientras olíamos, ya  cerca, el agua de mar.
 Quiero volver....volveré....juro que volveré!.....

video

Así suena el rio Arno bajo el Ponte alle Grazie un poquito antes de pasar delante de la Galleria Uffizi, volviéndose más sabio, antes de morir en el mar.





video


Las campanas de Sta. Mª del Fiore sonaron para nosotros después del esfuerzo de subir los 400 escalones de sufrimiento del Campanile de Giotto para admirar Florencia desde lo más alto.

4 comentarios:

Marina dijo...

Wauuuuuuuuuuuuuuuuuuu... y me quedo corta ;)

Besitoos y ya me contarás despacito guapa.....

mojadopapel dijo...

Cuando vuelva de Sevilla....Besos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Me muero de alegría y de envidia por ti, Mayca. Triunfará esta.
Besos.

Myriam dijo...

¡Qué belleza de viaje! De todos los lugares que mencionas en esta entrada, sólo he estado en Florencia, así que tomo nota de los otros lugares, en especial el pueblito que tanto te ha gustado.

Besos