jueves, 14 de junio de 2018

Releyendo a Antonio Gomez

 Volver a leer Sumo y sigo,  y enamorarme de nuevo de la palabra que no sobra y que dice, poesía contundente, sensible y exacta. Os lo recomiendo.


El estribillo de tu nombre
se adentra y me da cuerda.
atasca mi memoria hasta quebrarla,
me hace romper amarras
cuando estoy sangrando todavía.
Cierro los ojos
 para verte mejor.
Cierro los ojos
para degustar tus metáforas
de sencillez y caramelo.
Promulgo tu sonrisa
como único lenguaje
y descorro las cortinas.
Hoy,
soy de esos que al levantarse
saludan la mañana.

No hay comentarios: