lunes, 20 de julio de 2009

Decepción


"Comprendo que la mentira es engaño y la verdad no. Pero a mí me han engañado las dos."

La decepción....
Rasgando, insistente, el alma,
astuta sigue, acomodada,
en lo más hondo de la entrañas;

no es el amor muerto que se guarda
ni aquella errada pena
sacudíendome tantas mañanas,
tampoco es este vagar a la deriva
lo que inquieta y daña,
ni el llorar por nada,
o sentir el vacío a cada pisada;

no es esta desabrida desesperanza
que cada noche me acompaña,
ni la falta de ilusiones o quimeras
que ya ni busco con el alba,
no es este cúmulo de lágrimas
ni la ausencia de sonrisas en mi cara.

No, no es eso lo que atenaza
mi aliento, mis ganas,
es más bien esta sensación
lineal,
continua,
enquistada,
secreta y abstracta
que me amarga,
que no tiene cura,
que me apaga
como un soplo a una llama,
como arena que se empapa
continuamente,
es esta decepción tan inmensa
que el olvido no abarca,
que renace y anda
a cada instante que pasa.

Este poema es de Julia y la página se llama Poemas del alma.

18 comentarios:

Marina dijo...

"Mirada verde". No dar la espalda a la vida.
Besos de mar

Isabel Huete dijo...

Decepción... Una se siene perdida cuando algo, y sobre todo álguien, le decepciona, pero es que hay que concienciarse de que en la vida nada es seguro y mucho menos eterno. Es una de tantas piedrecitas, o peñascos, que una tiene que sortear durante el camino. No hay otra.
Ánimo, niña, y besos grandes.

dintel dijo...

La decepción es muy mala, rompe muchas estructuras.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

A veces la verdad es también mentirosa. Dediquemos sólo unos minutos a la decepción, para olvidarla después y seguir adelante. Saludos.

Anónimo dijo...

La envidia en los hombres muestra cuán desdichados se sienten,
y su constante atención a lo que hacen o dejan de hacer los demás, muestra cuánto se aburren.



ARTHUR SCHOPENHAUER

Anónimo dijo...

No decepciona quien no merece, solo frustran, de la frustración se aprende a quien hay que dar tu confianza, pues debajo de la piel de cordero suele haber serpientes, que solo la envidia mueve, pero uno no ha de cambiar, son ellos los que pierden, solo hay que esperar, veras como se retuercen.


soribor

Dnc dijo...

Jo, hablas de ese bichejo malo que flojea en las piernas...?
Solo espero no haberte decepcionado por no haber hablado, aún, de ti (ni de Manolo, etc.etc.) y porque casi no digo ná cuando os visito, pero es que necesito una reanimación, guapetona mía, pero en cuantito tenga ganas de seguir... sigo, ya verás!
Un besazo!!
(me encantan tus fotos, ya lo sabes)

Dnc dijo...

Por cierto niña, este poema sí es tuyo? pq me da un pasmo si escribes así!!
-me gusta mucho-

SILVIA dijo...

Tras toda decepcion hay un engaño. Y duele, por supuesto que duele. Lo unico que podemos hacer cuando esto sucede, es aprender, para no volver a caer en la trampa. Una sonrisa a tiempo, es la cura del alma. Mil besitos!!!

mojadopapel dijo...

No es mio el poema, hago mio el sentimiento de todo lo que expresa...y no eres tú Donce quien me ha decepcionado. Besos y gracias a todos.

Anónimo dijo...

Buenos días:
Acabo de dejarte dos comentarios, en sendas entradas tuyas de días atrás.
Hablas de decepción. ¿Has pensado si tienes tú algo de culpa por esperar demasiado?. Quizás ¿por tu exceso de sensibilidad?.
A veces queremos que las personas actúen como nosotros pensamos, y en su pensamiento ni se les ocurre por donde van nuestras expectativas.
Repasa y valora bien la situación. Y si te duele y no hay vuelta atrás, perdona y olvida.
Y ya sabes: mirada verde, un color para ver la vida.

Un abrazo. Gelu

mojadopapel dijo...

No sé si eres Gelu o Penelope, o las dos cosas a la vez, como quieras ser o expresarte,¡ bienvenida seas!.

Dnc dijo...

Mojadopapel...sin que te enteres, te voy a "hurtar" un par de fotos ¿vale? ¿me dejas?

gabriel cusac dijo...

Las decepciones siempre son el efecto de una revelación. Nos hacen, por tanto, más sabios, por crueles que sean. Dedica un par de días a estrujar a la gente que te quiere y ánimo, mojadopapel. P´alante, con dos ovarios.

Adu dijo...

No sé si de alguna forma, directa o indirectamente, participo en tu decepción. Si así fuera, me queda el consuelo de que algún día me lo agradecerás. De decepciones se nos va formando una una coraza que nos hace más resistentes, que no menos sensibles.
Por cierto, no acostumbro a firmar como anónimo. Nunca.
Huges, WP.

trilceunlugar dijo...

vaya mirada verde, juntamos tu cita con la mía y esperamos a que mejore la situación.
Besos y sonrisas

mojadopapel dijo...

La decepción, Adu,no te hace crear una coraza de dureza,te hace flojear las piernas,te aplasta y desarma, como bién dice Donce, son otros avatares dolorosos los que te hacen fuerte,y yó tampoco firmo como anónimo desde que tengo blog.

Anónimo dijo...

Buenos días.

- Gracias por darme la bienvenida y permitirme entrar en tu blog.
- Sí, soy Gelu-Penélope.
Siempre firmo mis comentarios, aunque entre en la opción como Anónimo.
Me gusta ir de frente por la vida, aunque a veces encuentres a gente que en alguna ocasión te dé de tortas.

Saludos. Gelu