martes, 1 de diciembre de 2009

Lluvia



Llueve.
Y me vuelvo loca por cazar las gotas.
Por entretenerme entre las horas fijandome en su perfil, su transparencia, su fragilidad, su forma de escaparse entre mis dedos.
Llueve.
Son gotas diferentes, distintas, pero son las mismas.
Es cómo si ya se conocieran este lugar, y supieran perfectamente a dónde ir.
Algunas intentan colarse en un bar, de forma furtiva, y si tienen suerte, quizás el tipo del fondo les invite a una copa.
Otras, otras prefieren dejarse llevar, silenciosamente por las calles y acabar en brazos de nadie.
Fusionarse unas con otras, romperse en millones de gotitas, convertirse en escarcha sobre un rimel cualquiera...
Llueve.
Y deshago las gotas de lluvia sobre mi cara con una sonrisa.


Mada, mi vecina escribe poémas y me gusta cómo lo hace.... me da una envidia tremenda!!!!....parece que lleva toda la vida escribiendo (me refiero a la mía), porque ella tiene una gran juventud y expresa con pasión y fuerza todos sus sentimientos... y sufrimientos propios de esa edad que no son pocos, aunque algun@s, diésemos media vida por volver a sufrirlos ¿verdad?.

En la derecha de este espacio esta su enlace - Baílame el agua- Disfrutadla.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenos días, mojadopapel:

Después de leer tu entrada, sólo se me ocurre poneros un enlace:

v=RA9YQc1OW4c

Veréis que hay imágenes de otoño -preciosas- música de Vangelis, voz de Enya, y si abres en más información, encontrarás el poema de la Balada de otoño de Serrat.

Saludos. Gelu

P.D.: Si te fijas en la fecha que lo subieron en Youtube, creo que también te gustará.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Deja que llueva, mansamente, hasta que broten, de nuevo, todos los manantiales.

Isabel Huete dijo...

Es precioso lo que ha escrito Mada y también la fotografía. Me encanta la lluvia así, tras los cristales, en invierno. En verano me gusta empaparme de ella.
Besazos, cielo.